Algunas muestras de identidad visual corporativa en las universidades

El otro día le comentaba a Diego Navarro Bonilla que me había impresionado la forma con la que la Universidad de Berkeley gestionaba su identidad visual corporativa (IVC). Me había dado cuenta de que el mejor método para salvaguardar y respetar la integridad de una IVC es (gracias a la comunicación institucional) hacerla accesible a todo el mundo, incluso en sus detalles más pequeños. La transparencia total garantiza no sólo la visibilidad y la pregnancia del ecosistema sígnico, sino también su homogeneidad y su uso equilibrado.

De este modo, Berkeley pone a disposición de sus públicos una completa y útil sección de recursos. Me llamó la atención el protagonismo de la tipografía Freight (que utilizaba la plataforma Medium y a la que pude poner nombre y conocer mejor gracias a la ayuda de Daniel Rodríguez).

Estrategia escondida

Estuve navegando un buen rato y descubrí un detalle curioso: si bien es cierto que las webs de las mejores universidades del mundo tienen, por supuesto, su sección de branding, están algo escondidas (como si quisieran preservarlas) y uno debe acceder a ellas a través de la cadena de búsqueda branding +Harvard, por ejemplo.

Así llegué, entre otras, a las guías de identidad visual corporativa de:

Insisto: si una institución quiere cuidar y preservar algo, lo mejor que puede hacer, en la sociedad-red, es hacerlo visible.

(*) A algunas de las guías llegué después gracias a YoSEOMarketing. Te recomiendo la visita a la compilación que encontrarás en su blog.

88x31

 

Anuncios

La identidad visual corporativa en los bufetes de abogados. Un caso práctico: Garrigues

La identidad visual corporativa (IVC) tiene un valor estratégico fuera de toda duda en la creación y en el mantenimiento de la Imagen Pública de una empresa. Transmite señas de identidad e intangibles, elementos fundamentales para que una entidad se diferencie de su competencia.

Ahora bien, cabe preguntarse si la IVC es realmente útil en una profesión tan específica como la abogacía, basada en la discreción y en el secreto profesional, y en la que la Publicidad, en todas sus formas, está sujeta a un estricto marco legal.

Acabo de publicar en la revista Área Abierta (Dpto. Comunicación Audiovisual y Publicidad I, Facultad de CC. de la Información de la Universidad Complutense de Madrid) un artículo que pretende arrojar luz sobre este asunto mediante el análisis de un caso práctico: la identidad visual corporativa del bufete Garrigues.

Si quieres leer el artículo completo (en pdf) pulsa aquí. Puedes visitar también el último número de la revista pulsando este otro enlace.