Cuidado con el lobo hacker

Hoy he visto The wolf, el corto de HP protagonizado por Christian Slater. Es una buena historia sobre ciberseguridad. Nos alerta sobre la conveniencia de proteger nuestro sistema informático (incluidas impresoras) de los hackers. Y, sí, es vedad: es branded content.

Me he enterado de los detalles de la campaña publicitaria gracias a Creativity-online.com, y todo parece indicar que la historia de este lobo-hacker será de largo recorrido.

El éxito de la pieza reside en que la historia nos despierta emociones, tratándonos a los espectadores:

  • Como el testigos mudos de un delito.
  • Haciéndonos co-partícipes (que no colaboradores) del mismo.
  • Seduciéndonos.
  • Provocando que despreciemos a las víctimas de los hackers por haber sido descuidadas y por no haber tomado en serio a la seguridad informática.
  • Pero, al mismo tiempo, anticipándonos también a nosotros mismos como posibles víctimas (porque ¿quién no ha pensado “A mí esto nunca me pasará“?).

En definitiva, es una historia de algo más de 6 minutos llena de quiebros y trucos psicológicos que hacen dudar al espectador de su rol, pero transmitiéndole una certeza: “Hay que ponérselo difícil a los hackers”.

El visionado de esta historia me ha recordado que la relación entre la industria y el cine documental/publicitario no es nueva. Hace unos meses conocí la obra de Ermanno Olmi gracias a un fantástico trabajo de Gabriel Domenéch González, que ganó I Premio Rocío Orsi de la UC3M por su investigación sobre este cineasta italiano y sus inicios en el cortometraje industrial.

Todo empezó porque Olmi entró a trabajar en EdisonVolta. Todo empezó porque quería ser cineasta. Corría la década de los 50 del siglo pasado, los años del neorrealismo italiano. Y se le ocurrió aunar el arte con la comunicación industrial. ¿O es que una cosa no puede ser también la otra?

Quizá el corto The wolf se ubique en las antípodas de los documentales realizados por Olmi para EdisonVolta. Pero tanto uno como los otros tienen un denominador común: hacen co-partípe al espectador y provocan emociones poniéndonos en el lugar de los personajes.

Pulsa aquí para saber más sobre el trabajo de Gabriel Doménéch González y el Premio Rocío Orsi.

Decir la verdad y explicar lo que se siente para superarse y gestionar grupos humanos

Ya lo sabéis: soy rojiblanco, muy rojiblanco. Desde siempre; en las buenas y en las malas. En este blog, de hecho, ya he hablado antes sobre Diego Pablo Simeone como ejemplo de líder.

Hace unos días, José Ramón de la Morena entrevistó al Cholo en El transistor (Onda Cero). Le preguntó sobre cómo había superado las dos derrotas en las finales de Champions de Lisboa y Milán.

Simeone explicó de forma acertada el sentimiento de dolor y fracaso que tuvo tras la derrota (sobre todo tras la final de Milán). Dudó sobre si él podría tener la fuerza necesaria para liderar al grupo tras el golpe recibido. “Cualquier equipo y cualquier club se habría partido”, dijo.

“Lo importante es volver a intentarlo. Y lo vamos a volver a intentar”, aseguró.

¿Y cómo se intenta quitar el dolor a la gente de tu alrededor cuando a ti te duele más que a ellos?”, preguntó De la Morena. “Contándoles la verdad“, contestó el Cholo. “Que cada partido en el que nosotros venimos al estadio y jugamos la Champions y escuchamos el himno de la Champions se me viene el dolor. ¿Y sabés lo que es el dolor? La fuerza más grande que tenemos para salir a competir en la Champions”.

La entrevista deja detalles importantes:

  • Un líder es empático.
  • Sabe que debe ser honesto y sincero.
  • Es autoexigente
  • Asume las responsabilidades y las derrotas sin temor a llamarlas fracasos y lo vuelve a intentar una y otra vez.

Si quieres escuchar la entrevista pulsa en este enlace o en la imagen.

simeone el transistor

También puedes leer:

“Marketing y reputación. De la atracción a la confianza”, de Milton Vela

De-la-atraccion-a-la-confianzaMilton Vela, consultor limeño muy querido por los colegas que estamos al otro lado del mar, ha publicado recientemente en la Editorial Paidós Marketing y reputación. De la atracción a la confianza.

Es un libro con diversos niveles de profundidad y de análisis, por lo que es lectura recomendable tanto para neófitos y profesionales que empiezan como para profesionales experimentados que quieran reflexionar sobre su quehacer diario.

El libro contiene algunas ideas-fuerza que, aunque sabidas, siempre nos mueven a la reflexión:

  • Debemos trabajar y esforzarnos en llegar a nuestros públicos de interés y no sólo a los grupos objetivo
  • Las líneas entre Comunicación Corporativa, Marketing y Publicidad cada vez son más difusas
  • Branding no es lo mismo que reputación

Sobre todo, me gusta el texto de Milton porque analiza casos que, por su peso, ya son atemporales y tendrán tendrá vigencia dentro de años. Algunos de estos ejemplos son:

En la segunda parte del libro, se desvelan las seis claves de la estrategia de Marketing reputacional. De nuevo, éstas no se quedan en el horizonte teórico, sino que Milton las aplica a casos reales de forma muy didáctica. De estas seis te adelanto dos:

  • Conocimiento de la coyuntura social y política
  • Escucha activa inteligente: monitorización y marketing en tiempo real.

Aquí tienes un post escrito por Santiago Obando sobre la presentación del libro en el blog de Café Taipá.