Como gestores de la comunicación corporativa de una institución tenemos que asumir que la presencialidad es un hecho cada vez menos frecuente. Nuestros públicos están hoy más al otro lado de la pantalla que escuchándonos sentados en una silla.

Es algo evidente que la visibilidad de un evento offline en redes sociales no se limita a su mera emisión o transcripción. Es necesario mostrar la trastienda, establecer los antecedentes, ayudar a la comprensión de su contexto, hacer que tus públicos conecten con los ponentes o invitados, crear una red.

Si te das cuenta, para llevar a término todo esto, nuestra acción comunicativa debe abarcar el antes, el durante y el después del evento.

¿Cómo gestionar entonces las redes sociales? Vayamos al a-b-c de la planificación en la comunicacion empresarial: objetivos, estrategia y acciones.

Objetivos. ¿Qué queremos?

  • Dotar al evento de visibilidad (capacidad de ser percibido), notoriedad (visibilidad positiva) e influencia (que el contenido o los mensajes que surjan en el evento lleguen y tengan pregnancia en nuestros públicos).
  • Hacer que nuestro evento transmita nuestra cultura corporativa.
  • Almacenar la información que se genere en el evento y que ésta sea localizable y reutilizable en un futuro.
  • Localizar a públicos objetivo, tanto influyentes como personas interesadas en nuestro producto, nuestros servicios o en el sector al que representamos.
  • Conectar individuos. Crear una red útil.

Estrategia. ¿Cómo lo planearemos?

  • Utilizando las redes sociales antes, durante y después del evento. Lo haremos con buenos contenidos, de forma no intrusiva, regulando los tempos, ayudándonos de nuestros influyentes.

Acciones. ¿Qué haremos?

Previamente

  • Piensa en la cultura corporativa o en los intangibles que quieres transmitir y, después, diseña mensajes.
  • Planea tu storytelling. Para ello tendrás que bocetar un ecosistema transmedia en el que las historias se complementen entre sí pero sin duplicarse. En la fase previa, estas plataformas te servirán para establecer los antecedentes y contextualizar el evento:
    • Un canal de Twitter
    • Un blog
    • Una cuenta de Flickr
    • Un canal de Youtube
    • Un repositorio de textos tipo Google Drive, Box o Dropbox.
    • Una página en Facebook para albergar contenidos adicionales.
  • Asimismo, crea un evento también en Facebook a través del cual podrás invitar a tus primeros contactos.
  • Crea un #hastag fácil de recordar y, a ser posible, que incluya de algún modo u otro, las siglas de tu institución o tus señas de identidad.
  • Si varias instituciones están implicadas en el evento ponte de acuerdo con sus community para lanzar mensajes previos.

En el evento

  • Puede ser emitido en Youtube en directo.
  • Transmite mensajes por Twitter, sí; pero no te olvides de interactuar (responde preguntas, retuitea tuits interesantes, marca favoritos, da las gracias por alguna interacción).
  • No hace falta que un moderador intervenga en el evento para comentar qué se está generando en redes sociales. Tampoco hace falta que haya una pantalla que vaya mostrando los tuits que se están escribiendo con tu hastag. ¿Por qué? Porque las redes ya son parte del evento: ponentes y público ya las consultan, no seas redundante.

  Después

  • El después es especialmente interesante para asegurarnos de que se guardará toda la información y conocimiento generados.
  • Es el momento de subir a Youtube el vídeo del evento. Es aconsejable editar las imágenes y añadirles una mosca, rotulación o cualquier elemento identificativo.
  • Es  momento también de escribir un post de análisis sobre el acto o de subir el texto de la ponencia a un repositorio de textos o imágenes a un Flickr.
  • Recuerda que todos los eventos tienen un periodo en el que tus públicos siguen tuiteando o retuiteando contendio aun después de haber terminado ofialmente el acto. Es importante tener en cuenta esta circunstancia sobre todo a efectos de medición posterior.
  • Turno de las mediciones y los análisis cuantitativos y cualitativos. Disponemos de muchas herramientas, pero a mí me gusta especialmente Follow the hastag.

——

Te interesará:

–Vilma Núñez: Cómo promocionar un evento en redes sociales [Antes, durante y después
–Marketing Directo: Los eventos y las redes sociales, ¿una pareja muy bien avenida?
–Apasionados del Marketing: Difusión de eventos en Redes Sociales
–Adveischool: 8 Ideas para Promocionar tu Evento en las Redes Sociales
–Eventioz: Cómo promocionar eventos en las redes sociales
–Carlos Guerra Terol: 15 ideas para promocionar un evento en redes sociales

(*) La imagen de cabecera es de Gabriel Santiago y la puedes encontrar aquí.

 

4 comentarios en “Notoriedad en redes sociales de un evento offline

  1. Juan Pedro, en esta ocasión tengo un pequeño apunte con uno de los puntos. Personalmente, sí que considero fundamental instalar una pantalla en la que se vayan mostrando los tweets publicados con un determinado hashtag.

    Y no por facilitar el seguimiento de la conversación (que, como tú dices, el usuario ya puede hacerlo directamente en su tablet o smartphone), sino por algo mucho más trivial: alimentar el ego que todos los que usamos las Redes Sociales acabamos buscando en mayor o menor medida por mucho que lo neguemos.

    Podemos fomentar el uso del hashtag de mil formas, pero pocas serán tan exitosas y económicas como instalar una pantalla en la que el usuario (y el resto de asistentes al evento) puedan ver los tweets que vayan publicando.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s