¡Malditos anglicismos! ( …o no)

Hace años, un consultor senior de comunicación corporativa, perro viejo en la profesión, me dio dos consejos para integrarme en cada nuevo trabajo que en el futuro yo tuviera:

  1. Hazte amigo de las secretarias. Trabajan mucho y se las reconoce poco. Ellas son las que abren y cierran las puertas (no necesariamente físicas) de los edificios. Aunque tú seas especialista en algo, ellas saben mucho más que tú sobre casi todo. Son fieles (secretaria viene de secreto). Saben escuchar.
  2. Cuando llegues a trabajar a un sitio nuevo, conoce y domina la jerga de la profesión y del lugar de trabajo. Es el primer paso para integrarte en el grupo. Es un intangible, el código que demuestra que tú te desenvuelves con soltura en tu trabajo y que empiezas a dominarlo.

Confieso que no me gustan los anglicismos, pero he de reconocer que este consultor tenía razón. A veces los he utilizado para compartir el código.

Para que no tengas ningún problema, te he dejado aquí unos diccionarios y un glosario de la profesión. El haceros amigos de las secretarias, ay, eso lo tendréis que conseguir vosotros.

2 comentarios en “¡Malditos anglicismos! ( …o no)

  1. No sólo de las secretarias, Juan Pedro, también de los conserjes e, incluso, de las limpiadoras. Son casi siempre las mejor informadas, tal y como, por otra parte, sabía muy bien Jack Lemmon-Hildy Johnson en ‘Primera plana’.

    Un abrazo y ¡feliz año! ;)

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s