Un jefe nos contratará para resolver problemas, no para darlos

Hace años, en una de las consultoras en las que trabajé, coincidí con X, un jefe que con el paso del tiempo se hizo mi amigo. No sólo eso (que ya es cosa extraña), sino que, además, me enseñó casi todos los trucos de este oficio.

Su equipo de consultores no pasaba de los treinta años. Es decir, éramos muy jóvenes, para lo bueno y para lo malo.

Al principio, cuando nos topábamos con alguna dificultad (que juro que eran muchas, puesto que nuestros clientes eran muy especiales), acudíamos a su despacho para pedir consejo o para quejarnos (ay, pena, penita, pena) de nuestra mala suerte.

Hubo un día en que X nos dijo algo que sin duda marcaría el devenir de nuestras carreras:

“Chicos, yo no contrato gente para que me dé problemas, yo contrato gente para que me los resuelva”.

Lo dijo de buen talante, sin ninguna acritud, con el aplomo y la sabiduría que dan los años de experiencia. Ese buen gesto hizo que el mensaje calara más rápidamente en nosotros.

A partir de entonces, cada vez que teníamos un problema, independientemente de lo que dijera después nuestro jefe, le hacíamos frente y le buscábamos una solución de antemano. Cuando llegábamos a su despacho para comentárselo (como era nuestra obligación) la dificultad estaba casi solventada y perdíamos menos tiempo en resolverla del todo. No proyectábamos sobre X todas nuestras dudas, sino que juntábamos nuestra luz con la suya para ver todo con más claridad. No sólo éramos más efectivos, sino que nos sentíamos más útiles.

A menudo, yo le digo esta misma frase a mis alumnos: que los jefes les contratarán para resolver problemas, no para darlos. Y cuando leo el timeline de Twitter y percibo críticas y quejas sin sentido me acuerdo del consejo de X y pienso que sería bueno que en estas épocas de crisis (económicas, sociales, personales) todos pensáramos soluciones (a ser posible constructivas) antes de quejarnos de nuestra mala suerte.

Estoy seguro de que así los triunfos vendrán antes.

Anuncios

12 comentarios en “Un jefe nos contratará para resolver problemas, no para darlos

  1. Que interesante reflexión, llevas mucha razón! Yo acabo d empezar un blog que ya incluye algunas quejas, pero les he intentado dar solución y verlas en positivo. Si tienes un ratito y t apetece, échale un vistazo, por favor. No quiero ser una quejica, sino alguien q pide soluciones. Un abrazo y gracias por tu blog!

    Me gusta

  2. De la misma manera, en el management del siglo XXI, un líder “no resuelve problemas, los crea” al someter constantemente su organización a nuevos retos en la gestión del cambio.
    En la Administración Pública, hay un perfil de mando intermedio que si le pides ayuda de gestión … “entras con un problema y sales con dos o tres”. Por eso son tan codiciados los colaboradores “facilitadores”.
    Un abrazo

    Me gusta

  3. ¡Qué bien me viene este post en este momento de mi carrera profesional! En mi actual puesto de Community Manager me enfrento cada día a bastantes críticas de usuarios y cada vez me doy cuenta en la oportunidad que abre una crítica a una empresa. Si sabe solucionarlo con respeto y creatividad, tienes al crítico en el bolsillo, si no, estás hundido. ¿Te suena algo eso, Juan Pedro? Muchísimas gracias por tus enseñanzas. Estos días he tenido que ojear en más de una ocasión los manuales que nos recomendaste en su momento ;-)

    Me gusta

  4. Antonio:

    Gracias por tu información, que es reveladora. Por lo que cuentas, desgraciadamente, a veces es mejor quedarse calladito y no mover ficha ni abrir la boca. Glups.

    Me gusta

  5. este ejemplo, aparentemente sencillo, ayuda a resolver situaciones complejas, gracias por hacerlo evidente y compartirlo.

    Me gusta

  6. Hay jefes que ni quieren saber cómo resolviste una situación conflictiva. Es la esencia del liderazgo que tiene que ver más con el arte de la guerra que con un desarrollo cooperativo o corporativo y vemos como “astucias” en el diseño o el marketing logran resultados gigantes en lo inmediato pero generando boquetes en el mercado/sociedad. Un símil de esto puede ser la minería que agota recursos ante la demanda creciente, sin tope de nivel sostenible. Lo mencionas claramente en tu nota: Saber qué hacer dentro de un equipo justifica tu permanencia en él.
    Luminoso 2011…

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s