Sobre el uso erróneo de Facebook y la creación de la Marca Personal

Hace unos días me pillé un enfado grandísimo con algunos contactos de Facebook. Ocurrió cuando una persona de una revista cultural me envió un mensaje privado. Este contacto había visto en mi perfil que yo era profesor en la Carlos III y me escribió para que en la Universidad nos suscribiéramos a su revista. Me lo dijo así, sin anestesia ni nada, un poco a lo bruto. ¡Zas!

En los últimos días, además, había estado recibiendo mensajes de librerías y editoriales a las que también tenía como contactos. No querían interesarse por mí, evidentemente, ni tampoco por mis alumnos. No ofrecían nada. No daban información útil. Al contrario: los mensajes que hacían llegar a mi buzón eran publicitarios. Que si usted compre tal libro, que si mañana hay presentación, que si pasado firma tal autor.

El resultado fue que, de forma inmediata, borré a todos estos contactos. Es más, en mi estado hice constar algo así como: Estoy harto de los contactos de Facebook que utilizan la plataforma para enviar publicidad más o menos encubierta.

Cuento esta anécdota porque ayer tuve la suerte de asistir a un evento sobre Personal Branding que se celebró en la sede de la Fundación Garrigues. Me invitó Carlos Agrasar, dircom de Garrigues, que había sido jefe mío en Estudio de Comunicación y al que considero un gran amigo.

El acto consistió en la visión que de la Marca Personal y del Personal Branding tienen Andrés Pérez Ortega (te recomiendo que visites su bitácora) y Tomás Marco (visita también su web), de Avanzza. Se proyectaron, además, dos intervenciones en vídeo que Jason Alba y Dan  Schawbel (dos de los gurús más reconocidos del Personal Branding en el mundo) grabaron expresamente para el evento. En la presentación del acto, Carlos Agrasar también habló de las aportaciones que al terreno del Personal Branding están realizando profesionales como Neus Arqués, de la que se citaron pasajes de su último libro, escrito junto a nombres tan conocidos como Cristina Aced (la visita a su blog es imprescindible para estar al día), Magalí Benitez, Bel Llodrá y Eva Sanagustín. Agrasar resaltó especialmente la necesidad que apuntan estas autoras de mostrarnos tal cual somos, de utilizar la sinceridad.

Las ideas que Pérez Ortega, Marcos, Alba y Schawbel lanzaron al auditorio fueron variadas e interesantes. Aquí van unas cuantas:

  1. La Marca Personal no es lo mismo que el Personal Branding. Es algo obvio, pero hay que recordarlo porque mucha gente lo confunde. La primera es o podría entenderse como el resultado o conjunto de valores o cualidades de una persona; el segundo es un proceso, un método, un conjunto de técnicas cuyo objetivo final es crear reputación.
  2. Es buena por sí misma.
  3. Adquiere su importancia en una época en la que las empresas, como tal, dejan de estar estructuradas, ya no son un hogar o una familia para toda la vida y el trabajador debe convertirse en su propia empresa.
  4. Podría asemejarse a la huella que deja una persona cuando no está.
  5. Crear esa huella requiere tiempo, esfuerzo y dedicación.
  6. Los objetivos de la Marca Personal son ser conocido, ser reconocido, ser elegido.
  7. Para crear nuestra Marca Personal debemos reflexionar qué valores nos distinguen de los demás y hacerlos visibles.
  8. Las redes sociales son un fantástico elemento para crear una Marca Personal. En las redes se comparte información, se pertenece a comunidades, se hacen pequeños favores. (Es decir, todo lo contrario al uso erróneo de Facebook para saturar con publicidad más o menos encubierta).
  9. La fuerza de la Marca viene de los demás. Son los demás quienes te eligen a ti, quienes requieren tus servicios o tus consejos.
  10. Las estrategias de visibilidad varían según dónde queramos trabajar.
  11. Debemos establecer objetivos concretos y reales.

 

Anuncios

7 comentarios en “Sobre el uso erróneo de Facebook y la creación de la Marca Personal

  1. Juan Pedro, muchas gracias por tu cita y por tu resumen.
    Por cierto, estoy totalmente de acuerdo en lo que comentas del uso o más bien abuso de ciertas herramientas 2.0
    Aunque creo que también sirven para que el que las utiliza se “retrate”.

    Me gusta

  2. Facebook es muy, muy controvertido. Se está convirtiendo en un eficaz divulgador de la Web 2.0 entre los usuarios de Internet. Algo bueno. Sin embargo, tiene cualidades que resultan extremadamente irritantes, agobiantes, claustrofóbicas. Estoy contigo, Juan Pedro. Pero, da la sensación de que el fenómeno no tiene límites.

    Me gusta

  3. Una síntesis muy interesante! Muchos comerciales aún siguen vendiendo metiéndote el rollo sin saber ni quién eres ni cómo es tu empresa y qué necesidades tienes… y no son una minoría!!! En Internet parece que también se han colado, aunque como dices, la web 2.0 es colaborativa… me parece genial aislar este tipo de prácticas (almenos en Internet! :-)

    Me gusta

  4. Juan Pedro:

    Lo que comentas en tu bitácora, es para mi una extensión de lo que antes se llamaba “prestigio profesional”. En las profesiones, más o menos cerradas, todo el mundo acaba conociendo de todo el mundo, y las redes sociales no han hecho más que acelerar la velocidad de transmisión de esas “sinapsis profesionales”. Lo defino como “sinapsis” dado que no hay una transmisión homogénea de la información sobre uno, sino que esta es “interpretada”, potenciandola, disminuyendola, o inclusive descartándola, por parte de tus contactos (nodos) y propagándola a la red.

    Facebook no tiene un caracter profesional (para eso están otras), sino más bien personal, por lo que los filtros son menores y las posibilidades mayores por parte de la plataforma. Un contacto no responsable es capaz de generar “spam” con facilidad.

    El mejor “antivirus” es el que indicas: cuando un elemento de la red abusa, lo desconectas. No solo pierde tu contacto, sino el acceso al resto de la red. Eso debería rápidamente reconducir el uso de Facebook de un modo razonable.

    Me gusta

  5. Juan Carlos,
    Para mí, FB es como un bar. Y en los bares siempre encuentras algun pesado que no sabe comportarse y que, desde luego, no merece tu atención.
    Gracias por referenciarme y, en nombre de todas las coautoras, por referenciar Visibilidad

    Me gusta

  6. Hola Juan Pedro!

    Tres cosas:

    En primer lugar, doble agradecimiento, tanto por tu post como por las referencias de Carlos Agrasar a “Visibilidad” en la jornada que mencionas.

    En segundo lugar: totalmente de acuerdo con el mal uso de las redes sociales que denuncias. Como decimos en el libro “Con mi permiso, gracias”.

    Y, por último pero no por ello menos importante: ¡Espero que disfrutes con la lectura de nuestro libro! ;)

    Un abrazo,

    Cristina y el resto de coautoras de Visibilidad. Cómo gestionar la reputación en Internet

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s